jueves, julio 12, 2007

Deber de qué??

Uno de los delitos que ignoran muchos profesionales de la salud, como médicos y enfermeras entre otros es el de "violación del deber de cuidado" del paciente. Este delito contempla una pena máxima de cinco años de carcel.

Pero hace falta que muera el paciente, que se llegue hasta este extremo para que se sientan apenas cerca de la posible sentencia???

Qué pasa cuando dejan a personas mayores libradas a su gracia divina, o al cuidado de algún familiar que debe ocuparse de todo, chequear que le den la medicación, vigilar que le cambien las sábanas, romper las pelotas una y otra vez para que oigan lo que el paciente les dice, porque no están actuando, ellos sufren de verdad!! Carajo!!



Y no pasa sólo en los hospitales públicos, donde da impotencia y bronca ver los residuos en los pasillos, olores peligrosos o habitaciones sin calefacción.

Trajo la gasa?? preguntan. Que si no traigo la gasa no pueden hacer nada??

A no, disculpe, pero eso no le corresponde a esta institución, los profesionales de XXX medicina prepaga no tienen convenio con este Instituto..... Entonces dejas que se muera o se pudra de la infección por lo llamar a alguien competente??

Los casos se suman y se escuchan con mayor frecuencia, y en el medio nosotros, los desprotegidos pacientes, los que pagamos toda la vida por el beneficio de la medicina que en el momento que mas la necesitamos, se escapa por el lateral y pone cara de "a mí no me miren".

Hay cosas con las que no se jode, la salud es una de ellas.

Pero hay muchos que ni se enteraron.

ES hora de hacer que se enteren!!!!

Así como recaudan su buena plata tienen la obligación de atender correctamente al paciente.



Que tiene nombre carajo!! Por qué no dejas de llamarlo "ahí esta esperando la ergometría", "hoy tengo un apendicitis en la cuatro y un infarto en la ocho".

No hablamos solo de crisis sanitaria, hablamos de dignidad para las personas, de un trato humano acorde a su doliente situación.

5 comentarios:

Alex dijo...

el juramento hipocrático fue fagocitado por la meta económica, la dignidad no cierra balance a fin de mes, tiene que haber pesos.
No sé cómo se lucha contra la desidia, contra la falta de planificación, contra la falta de un proyceto de salud que deje de ser proyecto.
besito

.:. chirusa .:. dijo...

Conozco el paño porque hace muchos años que trabajo para la antítesis de ésta realidad, realidad que por cierto se ve empeorada por la educación que reciben los médicos de ahora (que es cada vez más escueta o ausente) realidad que para las empresas que manejan gran parte de los bolsillos de los médicos jóvenes, la calidad de los pacientes no está en sus agendas, sino que ese médico que acaba de recibirse le venda sus productos.
Gran Jefe tuvo otra escuela, los grandes maestros de la medicina que transmitían valores humanos, y donde la ética profesional primaba por sobre todas las cosas, a los que le importaba la medicina por vocación de servicio. Aún sigue peleando contra molinos de viento, aplazando a médicos que no conocen lo básico del cuerpo humano, que no saben cómo interrogar a un paciente, o que hablan de ellos por el número de la cama o la patología que tengan. Lo he visto sufrir y devanarse los sesos para conseguir un mínimo de interés en los médicos jóvenes por aprender, por hacer su trabajo a conciencia, todavía sigue luchando para eso y para que tengan oportunidades de aprender (pero no a todos les interesa y esto es duro).
Lo de las Instituciones? Bueno, eso ya sabemos que son gigantes muchas veces imposibles de encauzar (los públicos) y los privados solo buscan el negocio, He visto gente honesta renunciar a cargos que les fue imposible sostener ante tanta corrupción.
Es un engranaje muy difícil de manejar o encauzar, pero, la mala educación médica y los poderes económicos de unos pocos, tienen mucho que ver… sin embargo, creeme que aún y afortunadamente, existe el médico de alma que hace lo que puede con escasas herramientas para mejorar la salud de los pacientes (algo, que debería ser natural, y que no es lo habitual, pero existen)
Podría hacerte un post aparte en éste comentario, porque tengo anécdotas y argumentos a montones… pero con éstas palabras creo que algo pude expresar.

Dosto dijo...

Tal vez Alex hagan falta mas de esos luchadores contra molinos de viento que menciona Chiru mas abajo....

Chiru, claro que te entiendo, a mi primer hijo lo recibió un médico que desafortunadamente se murió, que sabía muchísimo, de todas las ramas de la medicina. El tipo todas las tardes atendía gratis a medio Coronel Suárez, todos sabían que podían contar con él.
Hace poco me cambié de pediatra de los chicos por uno que es un poco así, que por mas que te cobre la consulta (es lógico que lo haga, es su trabajo), podes verlo en cualquier horario que te va a atender, llamarlo cuantas veces quieras y el tipo siempre la va a pegar con el diagnóstico.
Como le decía a Alex, hacen falta muchos de estos tipos para que no se desvirtúe el sentido de la medicina y del médico en particular.
Dale, vos que tenes facilidad, subí esas anécdotas en forma de post!! Besotes Chiru!!!

DudaDesnuda dijo...

Ya sabés lo que padecí con la muerte de vieja. 60 años de socia del putísimo Centro Gallego de Buenos Aires, (alias Galicia Salud) y se recontra cagaron en lla y en nosotros (los familiares). Para enterrarla en el Panteón de esa puta institución, además, pedían el pago de dos cuotas adelantadas. O sea, tenía que pagar casi cuatrocientos pesos para enterrar a una socia que pagó durante 60 años. Sí. Los mandé al carajo. Pero a ellos no le importa. Es más se ríen del dolor ajeno. No me consuela saber que llegarán a viejos y ojalá los dejen abandonados como ellos dejan a los viejitos que he visto, además de mi mamá.
Son unos hijos de puta. Te juro que no me canso de decirlo.
Sé que la justicia no existe. Sé que armar bardo me saca los nervios pero no impide que lo sigan haciendo. Al final lo que me queda es un profunda tristeza y esa impotencia que se instala en algún lugar del alma y que no es buena. Es un saber que perdí, que mi vieja perdió su batalla, que mi viejo también. Es un dolor que se instala. Porque nadie me saca de la cabeza que hubieran podido tener un muerte más digna si estos engendros que se llaman prosionales de la salud tuvieran sentimientos.

Besos y broncas.

Dosto dijo...

Te entiendo Duda, y esa impotencia genera ese malestar que nombras y al que no podemos acostumbrarnos. Mi abuela padeció cosas similares pagando una fortuna por mes a su obra social (que por otra parte le hacen pagar un plus por ser mayor de 75 años). Afortunadamente se recuperó bien, tiene unos 89 años de hierro, pero no tienen derecho a joder así a nuestros viejos!!
Es así, pedimos un poco de dignidad y de humanidad, parece mentira que debamos pedir estas cosas!!!
Besos y broncas también.