viernes, agosto 24, 2007

La pena de Paco

Es sabido por todos que Paco está terriblemente enamorado de una morocha de la aldea. Cuando ya creía que el amor era un sentimiento que había muerto en él, lo atrapó desprevenido, de manera que no pudo resistirse.
Conoció a Mariana cuando un día, de compras en la aldea, la vio llegar al poblado con un bolso pequeño y su capa roída como únicas posesiones. Ella se le acercó para preguntarle por Herminia Ristaño, la anciana florista que había muerto hacía tres meses.
- Busca la casa de la florista?, preguntó Paco desconcertado por su belleza.
-Busco a la florista, sigue viviendo en esta Aldea?, contestó ella con un gesto de impaciencia.
Paco le contó que hacía tres meses la anciana, abrumada por su pobreza, había decidido quitarse la vida. No tenía descendientes, su hijo había muerto en un trágico accidente de avión y se cree que su nuera y nieto corrieron la misma suerte, aunque jamás encontraron los cuerpos. Vivía en una pequeña casa y no dejó bienes materiales importantes. Se la conocía por su capacidad de adivinar ciertos aspectos del futuro aunque no era algo que explotara comercialmente.
Al escuchar la noticia la muchacha se echó a llorar desconsolada y si no fuera por Paco que la sostuvo, hubiese caído al piso cuando ya sin fuerzas, se desmayó.
Cuando volvió en sí, Mariana que agradeció a Paco su ayuda y decidida a partir al día siguiente, le contó su historia a Paco que la escuchó con atención.
-Hace unos años, conocí a un muchacho llamado Tomás, sus ojos eran de un azul profundo y su mirada, las más triste que jamás haya visto. Tenía una pesada carga encima, su padre había muerto en un accidente aéreo y su madre, dos meses después, producto de las heridas sufridas en ese accidente. El había sido cuidado por un matrimonio de rescatistas, que lo ayudaron y nunca dejaron de buscar a su verdadera familia. A pesar de ello, nos enamoramos y vivimos tres años en los que se intercalaban la alegría de estar juntos y su tristeza al no conocer su pasado. Hace seis meses partió rumbo a Colombia, luego de que una persona le trajera una pista de su familia. La ultima vez que hablamos, hace tres meses, me dijo que en este pueblo, vivía una tal Herminia Ristaño, que viajaría para aquí y que luego me mandaría el dinero para venir. Pero no he vuelto a saber de él y recién ahora pude juntar para el pasaje. No se a dónde ir, a quién preguntarle sobre él…(un nudo en su garganta impidió que siguiera hablando).
Paco sabía que la muchacha estaba enamorada de otro, ese jovencito que la había dejado sola, que la hacía sufrir, pero nada de eso le importó y aún sabiendo que Mariana jamás se fijaría en un hombre grande y encima negro, de todas maneras no pudo resignarse a no verla más. El también estaba turbado por ese extraño embrujo que le había echado sin saberlo la muchacha. Entonces, cuando ella se disponía a partir, le dijo:
-Yo puedo ayudarte. La gente de la aldea es muy buena, encontraremos un lugar donde podrás quedarte. En mi antigua profesión he conocido gente en muchos lugares del mundo y con una descripción adecuada, podemos iniciar la búsqueda de tu novio.
Mariana se largó a llorar, pero esta vez de emoción y le besó la mano repetidas veces. Paco recuperó su compostura y le pidió que no contara a nadie su historia y que no dijera que él la estaba ayudando. Todos los martes se encontrarían cerca de la cantina de Zorgin y él le contaría las novedades.
Desde entonces Paco se duerme todas las noches pensando en ella, sabe que si alguna vez encuentra al bendito Tomás, ella se irá con él, y cuando eso suceda, el mozo volverá a tener su corazón helado. Está condenado a sufrir su pena de amor, sabe que ella ve en sus torpes manos un sostén para no caer, que cuando lo mira a los ojos, busca en ellos ese azul profundo que nunca encontrará en su color negro abismo.

17 comentarios:

Alex dijo...

ay! qué tristeza, yo quiero que Mariana se enamore de Paco!

Te olvidaste de mencionar que además de grande y negro, Paco es tuerto! Pero es bueno, aguante Paco, lo tenemos medio abandonado en la cantina.
Si Mariana lo hace sufrir la cago a palos!

Dosto dijo...

Eso Alex, hagamos campaña!!!

Alex dijo...

che, te dejé un comment en el de abajo que no lo había visto!

si hagamos campaña.
Y Vic??? en la cantina dijo que venía para acá!

vic dijo...

llegué :D
ahora leo mientras me sirvo un vaso con jugo

vic dijo...

no quiero el corazón helado de Paco :(

hermoso relato, Dosto.
pero con un brisa todo puede cambiar, o no? "acampañemos", si..

submarino dijo...

qué dramón!,
y además Paco lo tiene difícil.

Luis dijo...

Je! Vaya uno a saber por qué (y sin que tu relato se parezca en nada, aclaro) me hizo acordar a esa canción que decía "Me enamoré de ti como aquel niño que se enamora de un juguete caro"...

Es la suerte -o algo inconsciente- de algunos enamorarse de imposibles... porque no dudo que esa persona que le cambiaría la vida está a la vuelta de la esquina pero él no la debe mirar sino por casualidad...

Y como lei o escuché estos días, si una persona pone cualquier asunto, amistad u obligación antes que al enamorado, es mejor alejarse, porque esa persona jamás le querrá como pasa con él... No entró en su corazón, y no entrará jamás, salvo como un sustituto lastimoso de algo que no sucedió y por despecho termina siendo otra cosa con él como podría pasarle con un tipo que acabara de conocer en el autobús -ver, si no, Morocha de arrabal, con Tita Merello, donde ilustra bien este tema.

Un beso, amiga, y buena semana :)

Caro dijo...

Es triste, pero muy real... Ilustra lo mas hermoso del amor... seguir amando al otro cuando ya no hay ni esperanzas y aun asi desearle el bien, dejarlo ir para que por lo menos uno de los dos sea feliz...
Besos.

Dosto dijo...

Vic, ojalá las cosas cambien para Paco, que ya a redimido sus pecados y merece una segunda oportunidad. Solo que a veces en la vida real no llegan esas oportunidades cuando las esperamos. Soplemos juntas!!

Si submarino, es muy difícil, Paco no eligió de quien enamorarse, simplemente el amor llegó a él y no pudo resistirse...

Es terrible amigo Luis, usted lo sabe bien, conocedor de la teoría de Dolina...
Ah cambiado su imagen?? muy bien!!

Caro, el amor con todas sus facetas, la de creador de un sentimiento positivo y también el generador de angustia y dolor...

Gabu dijo...

Perdón DOSTO,pero a esta chirusa(que NO es la CHIRU precisamente),engreída que enamoró a PACO la conocemos?!

Me dan ganas de tirarle de las mechas!

¿Cómo romperle el cuore a PACO?

Me dió tristeza... :(
BECHOS...

DudaDesnuda dijo...

Que Paco no desespere. Nunca el negro es totalmente negro, siempre se esconde algo de azul en la sombra.

Besos y colores.

zorgin dijo...

nice, asombroso y nice, hay comentarios por ahí respecto a personajes que cobran vida..., pero en otro lado?, Ud me sonroja... :)

Dosto dijo...

Gabu, a lo mejor la has visto merodeando la cantina, pero por lo general trata de ocultarse y no ser vista...

Duda, sabes que tenes razón?? Nunca sabemos el color verdadero de las cosas o cómo cambian de acuerdo a las personas que las miren... Besos esperanzados...

Zorgin, me alegro mucho. No era mi intención adueñarme de algo que le corresponde a usted, ya sabrá, pero me pedían que contara la historia de Paco y eso hice. En serio logré sonrojarlo??

zorgin dijo...

Leí en la nueva provincia que organizaba (cnel)las fiestas patronales, la iglesia de la plaza de Santa Rosa? y otra cosa, Ud sigue en la misma radio el mismo horario y sin aparecer por la red?

Dosto dijo...

Es así amigo Zorgin, sigo sin internet en la radio. Por otra parte la periodista que escribe las noticias regionales en La Nueva Provincia trabaja conmigo en el diario de Suárez.
Nuestra competencia en radio, si tiene página en internet. Es www.lanuevaradiosuarez.com.ar por si quiere darse una vuelta...

ale sostiene(cuando puede) dijo...

já..Ya sé quien es Paco, tambien sin conocerla, por qué aparentemente no se hace ver imagino a Mariana.
Tomás o su manifestación, aparece dos por tres en la cantina. Al menos Paco lo nombra seguido.Cuando andaba de curiosa sin hacerme notar algún Qué Tomás? me mando.Siempre pedí coca..para estar clarita de los sentidos.
Eso sí , el mal gusto en los chistes lo mantengo siempre despierto.

Dosto dijo...

Ale, es que Paco no larga mucho, viste?? Es mas bien parco, se cuida mucho de no delatarse, algo que tiene aprendido de su anterior profesión.
Siempre coca?? Ya te vamos a cambiar en la cantinaaa, ajajjajaja!!!
Gracias por pasar!!