jueves, octubre 22, 2009

Para ella


Pronto serán 86 primaveras, 31390 días e infinidad de horas que esta entre nosotros. Pocas personas pueden con su sola presencia generar la paz y la seguridad que ella irradia.

Cada arruga de su cara es un camino que eligió transitar con sus seres queridos, esos que se multiplican año a año.

Es la abuela de todos, la tía del pueblo, la que es capaz de dominar al niño más rebelde desde la complicidad y el amor, la que surce la ropa de la misma forma que cose las heridas del alma, la que no conoce de horarios o de excusas a la hora de dar una mano.

Está viejita, la cuesta abajo la transita ahora con pasos más grandes. Es difícil imaginarla sin caminar por todo el pueblo, como hasta ahora.

"Hay que cuidarla", les decimos a los chicos, sin darnos cuenta de que ella nos cuida a todos.

Ella irradia lo que irradian las personas especiales, algo que no se puede describir con palabras.

Es Luly, la que todos quieren, la preferida de mis hijos, la que nos regala un año más.

12 comentarios:

Luisa dijo...

Ooh, Dosto. Precioso lo que dices de ella. Hermoso. Me quedo con muchas cosas buenas, como la ternura que me provocado el saberlos cuidados y amados por ella.

Un abrazo enorme, fuerte, de ésos apretados.

GABU dijo...

Que maravilla llevarle a la vida tanta sabiduria DOTIS!!!!

P.D.:Y me quedè pensando en eso de que sabe coser las heridas del alma...

BESITOS PARA VOS Y MIL FELICIDADES PARA LULY ♥

Gaby dijo...

Es el tesoro más grande tener a los abuelos! Para tus niños es maravilloso...Valentina tiene un recuerdo espectacular y jamás se olvida de su bisabuela, y eso que era una viejita medio quisquillosa, je.
Hermosa!
Besotes, Lu

Alex dijo...

Linda ella y linda vos!!! y suerte que hay un abuela dando vueltas por allí.

Pablo dijo...

¡Larga vida a doña Luly!

Luisa dijo...

Gabuuu!! ¿tú también te fijaste en eso??, a mí me encantó, cuando lo leí, dije: oooh qué bonito y seguí leyendo, y había más más palabras lindas!!
(ya me voy, que me escapé un minuto,chau!!)

.:. chirusa .:. dijo...

y se la ve estupenda a sus 86!!!

(yo tengo a mi suegra, con apenas 82, desayiuno con ella todos los jueves y me nutro de sus anécdotas, cuando la lucidez lo permite es impagable poder disfrutar de la sabiduría de ellos.

chin chin por Luly!

Dosto dijo...

Luisa, si, es gratificante saber que podemos contar con ella, siempre. Besotes.

Gabu esa habilidad la desparrama por donde va. Besos!!!

Gaby, lo dijiste bien, son tesoros que hay que saber guardar y cuidar! Besos para vos y los chicos!

Alex, vos la conociste, es de esas personas que a nadie les puede caer mal. Abrazote!!

Pablo, chin chin!!

Luisa, :D

Chiru, es lo que nos da miedo de esta etapa, que empiece a perder la lucidez, hasta ahora está bárbara!! Otro chin chin!

Juan dijo...

Mi abuela era el centro de la vida familiar. Durante los seis últimos años sus hijas se la fueron alternando para estar con ella. Quedo viuda unos 20 años antes de morir y sus nietos la adorábamos. Todos viviamos lejos del pueblo de donde nunca se fue, y siempre pasábamos las fechas importantes allí con ella. Fue morirse y todo eso se perdió, la familia perdió el interés en juntarse, porque faltaba el pegamento que nos unía. Hoy me la trajiste con Doña Luly. No te quepa duda, Dosto, ella es la que os cuida.

Dosto dijo...

Juan, lo que contas también me trae recuerdos de mi abuela, su casa era el centro de reunión de toda la familia, para los que vivimos en el interior, ir a Buenos Aires era parar en lo de Bababa, que contagiaba a todos con su alegría de vivir. La tuvimos hasta los 90,todavía nos hace falta...

Adolfo Payés dijo...

Un placer inmenso haber encontrado tu blog.. te sigo y te enlazo para poder leerte con mas frecuencia..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos...

Dosto dijo...

Gracias Adolfo, devolveré la visita.