martes, marzo 30, 2010

Momentos agradables


Estuve el fin de semana en el casamiento de mi primo en Capital. Dos días solamente pero que sirvieron para ver a toda la familia, reafirmar que el vínculo sigue intacto, a pesar de las distancias, de las distintas etapas de la vida.

Mucha comida, baile divertido, ponerse al día con las actividades varias de los primos, el recuerdo siempre presente de Bababa, los nuevos integrantes.

Me gustan los reencuentros. El broche fue la picadita (con una flor hecha de jamón y salame, que habilidad) en lo de Alex y la promesa de una próxima aquelarre.


5 comentarios:

GABU dijo...

¡¡ESO!!!!!
¡¡ESO!!!

Ya me "pusieron" al tanto de que en breve te uniràs a las huestes brujeriles y opCvio que ahì estarè sea como sea!! ¬_¬

BESITOS PRÒXIMOS ;-)

zorgin dijo...

no sé por qué, recordé la escena de los cazafantasmas en que la tormenta gira alrededor del edificio donde se juntan los demonios...
y esteeeeeeee..., quiénes se van a juntar?

Guada GN dijo...

Que buenísimo que la hayas pasado bien en el casamiento de tu primo.
Que buenisímo que todo esté en sintonía con tu flia y que con dos días hayas logrado verlos a todos - a mi con dos días no me alcanza nunca para ver a nadie, es una tragedia griega.
Y cuando se junten, brinden por mi - un daiquiri de frutillas, please -, acá en la Patagonia, que nunca tengo presupuesto para viajar a ningún lado. :)

Alex dijo...

la flor salió de casualidát, sabélo.

Guada, brindar con daiquiri en tu honor no nos va a costar nada te lo aseguro!

Dosto dijo...

Gabu, claro, cuento con vos!!!

Zorgin, los cazafantasmas un poroto!!! No se todavía quienes serán de la partida...

Guada, claro, mmmque rico un daiquiri!!! Yo tampoco, no te creas, pero pagará el Diario, je.

Alex, si, pero estaba muy linda, duró poco, con Z. atacando los pétalos!!!