viernes, octubre 27, 2006

Fabulas


Navegando por ahí me encontré con una página de fabulas algunas muy conocidas otras no tanto, una de ellas firmada por Juan Carlos Davalos me pareció interesante, hablaba de un zorro y su amigo el carpincho, pero terminaba abruptamente, sin moraleja alguna cuando el zorro moría aplastado por la carreta, al querer imitar a su amigo y conseguir algo para comer.
Mmmno se, no dejó claro su mensaje, tampoco daba para fábula el hecho de que el zorro se hiciera percha con la carreta.
Y su ausencia de moraleja, o mejor dicho una moraleja implícita de: no imites a un amigo porque te moris!! no me gustó nada.
Encontré otra, mas livianita, pero mas profunda a la vez que habla de las cosas que nos fortalecen, que nos hacen seguir adelante.
Esta es pues la fábula que quiero mostrales.
Ah, y me encantó que el firmante se llame Godofredo.

LAS DOS PLANTAS
Dos plantas nacieron de dos semillas iguales, a pocos metros de distancia una de la otra.
Una brotó a la orilla del camino. A veces estaba llena de polvo; otras veces estaba cubierta de barro. En verano la quemaba el sol. En las noches de invierno estaba helada de frío, azotada por la lluvia, batida por el viento.
Sin embargo, creció verde vivaz y lozana.
La otra planta creció al amparo de un techito que allí estaba, al pie de una pared. Así que no tuvo que luchar contra el viento. La lluvia no la mojaba ni la quemaba el sol. Apenas sentía un poco de frío en las largas noches de agosto.
Esta planta creció delgada, endeble y descolorida.
ES QUE LUCHAR Y SUFRIR AYUDAN A CONSERVAR LA VIDA.

Godofredo Daireaux

17 comentarios:

chirusa dijo...

ja!
totalmente de acuerdo

No te Salves dijo...

bueno, esa fabula me recuerda, a un ppt que vi hace poco, en el cual una niña estaba viendo que una pariposa estaba por nacer, y como veia que le costaba tanto salir del capullo, ella mismo lo rompio para que salga, lo cierto es que la marriposa nunca pudo volar porque necesitaba de ese esfuerzo y sufrimiento que le generaba romper el capullo para nacer con alas uertes, bueno espero se haya entendido jejeje.. besotes!!!

Luis dijo...

Buenas noches, estimada. Y ya que estamos, le dejo uno de esos comentarios que taaaanto le gustan a Rael.

Pues yo leí ese cuento de Dávalos, junto con otros más, cuando era chico... En verdad, creo que tenía 11 o 12 años cuando lei ese cuento, pero la relación la planteaba con todo lo que tiene la imagen que se tiene del zorro y el quirquincho, como arquetipos básicos de determinados caracteres.

Si te acordás, el zorro es la imagen del tipo "vivo", el astuto, y en esos cuentos, el zorro es, básicamente, el h de p que se quiere aprovechar del amigo para obtener cosas. Comida, usualmente, porque los dos tratan de sobrevivir.
La idea que queda es que, si los dos trabajaran juntos, y no que uno tratare de explotar al otro. Pero como el zorro siempre quería sobrepasarse con el quirquincho (supuestamente, el más tonto de los dos), éste al final demostraba que era más inteligente.

El tema de terminar hecho pelota bajo la rueda de una carreta, era, más que no imités a un amigo porque te morís, como tomando sandía con vino ;-D es, suena cruel sin los relatos anteriores... pero bueno... Aún me acuerdo (más o menos) lo de "el mentecato que se creía tan duro como el quirquincho" o algo así...

Pero bueno, el tema, creo, es que "no te aprovechés de un amigo" porque por ejemplo, cuando se ponían a plantar, por ejemplo, de un famoso cuento anónimo.
Y creo que Dávalos se aprovecha de esa imagen para hablar de cierto personaje, que a veces el más tonto puede ser el más vivo.

Te juro, tu padre puede corroborarlo, en la función pública te encontrás con cada "vivo" que en situaciones jodidas de verdad, son de los que ponen el lomo bajo una rueda pensando que tienen una caparazón encima... y así los ves en caída libre...

Sigo...

Luis dijo...

También, digamos, tenemos que tener en cuenta el contexto mismo de la fábula. Desde Esopo (sea un personaje real o imaginario), si te fijás bien, los animales son estereotipos extremos.
Esto es... El zorro es perfectamente inteligente, la hiena totalmente cruel, el perro siempre fiel, el gato siempre desconfiado... Es decir, se pone en los animales estas características, porque, supongo yo, ponerlas a una persona cualquiera cuesta. Aunque en el cine moderno nos hemos acostumbrado a que los malos sean malos hasta el extremo, y los buenos sean leales hasta con los malos más malosos (como dirían en España), lo cierto es que las personas siempre tienen matices, y tal vez antes más que ahora, era más fácil plantear lo malo de ciertos comportamientos poniéndolos en los animales, usualmente los defectos.
En parte, supongo, era para ridicudizarlos poniéndolos en animales, o para que chocara menos a las personas que viendo comportamientos de ese tipo en personas que podían imaginar de carne y hueso no quisieran creer que esas actitudes o comportamientos fueran posibles en seres humanos, o porque se era menos cínico en la mirada hacia la humanidad.

Hoy creo que este tipo de literatura no es posible, porque la mirada que se tienen, sobre todo en Occidente, sobre el Hombre en tanto género, es de que no tiene salida, que no hay nada (o poco) que cambiar, porque siempre será así, porque las ansias de muerte y destrucción, de humillación, de opresión, están a la orden del día, salen en todos lados, ayudan a vender diarios, revistas, libros, a que se escuche un determinado programa de radio (como los de "deportes" que sólo hablan de UNO, el fútbol, y más que nada, de la violencia en las canchas) o a que se vea más un programa en TV, o una peli en cine o medios de reproducción caseros...

¿Ideales? Pocos, y como plantea una canción que algún día planeo subir al blog, se te ríen en la cara cuando planteás cosas distintas a la que plantea "viví el día, no te preocupés por nada, vos preocupate por vos y por nadie más, si a vos no te toca está todo bien" y cosas de ese estilo....

Y bueno, será cuestión de quedarse solo, pero al menos uno tendrá la satisfacción de saber que intentó cambiarse y cambiar al mundo de esa manera...

¡Vaya reflexión extraña para este post :S! jajajaja

Besos, estimada, y buen finde

Karina dijo...

Es que cuesta...todo cuesta mucho, pucha digo!!!
Besos

Gaby dijo...

Sabés que sí, Lu!
Creo que sólo así se aprende a valorar lo chiquitito...los seres humanos somos así!
Un abrazo enorme (mando mail a tu casilla y me lo rebota...me hacés un espacio, che? )

Dosto dijo...

Hola Chiru, saludos!!
Juanis, se entendió. Aunque estabas peleada con el teclado no?? jajaja. Besotes.
Luis entiendo tu razonamiento y es cierto eso de ponerle rótulos determinados a los animales en las fábulas, pero no se si la versión que leí yo es la correcta, pero en ella no estaba el zorro haciendo trabajar al quirquincho sino que los dos proponen conseguir queso y comerlo juntos. El quirquincho logra su cometido (duro o no, aprovechó sus capacidades físicas en este caso y tuvo éxito) y cuando le toca al zorro (que siempre aparece como el vivo y astuto, en este caso de manera muy tonta) imita a su amigo sin medir las consecuencias y muere en el acto.
Estoy de acuerdo con lo que decis del no pensar, del mensaje permanente ahora de vivir el momento, creo que es bueno detenerse a veces y reflexionar.
Besotes.
Kari, claro que cuesta, pero es mayor la satisfaccion cuando logramos nuestro cometido. Saludos.
Gaby, tengo espacio en mi casilla, que pasará????

Luis dijo...

No. Explico de nuevo porque con tantas palabras uno se vuelve poco claro. Si mal no recuerdo, a mí también me chocaba ese cuento de Dávalos porque, efectivamente, no habla nada sobre la moralidad de uno y de otro. Parece eso que decís, imitá a tu amigo y matate.
Por eso creo que el autor debe haber pensado que uno recurriría a lo que se sabe folklóricamente del quirquincho y el zorro...

Y con respecto a problemas técnicos computacionales, aprovechen que tienen un técnico cerca y pregunten, che, que a la distancia no puedo cobrarles nada... Si algún día ando por los ambos lares (Bs. As. y Córdoba) cobraré el trabajo correspondiente xDDDDD

Besos

Luciano dijo...

Mmmmm, es que ahora hay bordeadoras de cesped, hay que ver si esa prueba la supera... :)

La moraleja de la otra fabula era: el que nace pa pito...
El problema es que es medio violenta.

Dosto dijo...

Estimado Luis, se entendió tu mensaje desde el principio quedate tranquilo, solo expresé lo que me transmitió a mí la fábula, mas allá del sentido que quiso darle Davalos. A ver cuando se viene para acá y me da unas lecciones de computaciòn!! Saludos!!
Luciano, no me hable de bordeadoras que ya no se qué hacer para arreglar la mía (soy especialista en solucionar todo con cinta, pero esta vez no se puede). En cuanto a la otra fábula es mejor dejar el final abierto, la imaginación de los lectores puede mucho mas, le aseguro. Besotes.

Desde el mas aca dijo...

Hermosa fabula y muy cierta amiga, he vuelto y me ha encantado pasar por aqui como siempre, le dejo besos y abrazos

No te Salves dijo...

jajajajajajajaaja, asi parece amiga, asi parece!!

Dosto dijo...

Vic, que bueno tenerte de vuelta!! Ya voy a visitarte. Besotes.
Juanis, que lío ayer en el chat eh?? Estuvo bueno. Besotes.

Marcos Bauzá dijo...

Que linda moraleja che!

Me encanto esta fábula...
Hace copy paste un día en el colectivo que es hermoso lo que dice Godofredo!

Es difícil la vida pero vale la pena aprender de todo lo que nos pasa para hacernos más fuertes ante nuevas dificultades y valorar con alegría los gratos momentos...

Un beso enorme y te digo que me encantó charlar con vos ayer, aunque estábamos todos juntos y no pudimos hablar de muchas cosas.

Marcos Bauzá dijo...

Ah me olvidaba, Tu querida amiga le da el paso a tu blog como recomendado de Noviembre en Marcos de Referencia.

¡Te lo ganaste!

Noviembre es un mes especial ya que es el mes de mi cumpleaños y el blog llegará a los 100 posts!

Dosto dijo...

Gracias Marcos por lo que decis y es un honor para mí estar en tu blog como recomendada del mes.
A mi tambien me gustó poder hablar con vos y con los chicos.
Cuando cumplis?? Fiesta para los 100!!! Besotes.

Marcos Bauzá dijo...

Cumplo 26 años el 16 de Noviembre, pero no se lo digas a nadie...shhhh ;-)