miércoles, octubre 31, 2007

Sobre Halloween...


Alguna vez dije que no me gusta que me impongan fiestas, celebraciones y mucho menos tradiciones!!

Ahora todo el mundo festeja Halloween, yo me niego a hacerlo, pero no por eso he dejado de indagar y conocer un poco mas a cerca del origen de esta fiesta.

Para los que anden con ganas de leer, esta es la historia:

El Año Nuevo celta, que se celebraba la noche del 31 de octubre, generó las fiestas católicas de Todos los Santos (1 de noviembre) y Todos los Muertos (2 de noviembre); y también, la Noche de Brujas latina y el Halloween anglosajón, que adultos y chicos festejarán disfrazados el próximo miércoles.

Hace 3.000 años, los celtas, que por entonces ocupaban Francia, celebraban el Samhain (fin del verano), su Año Nuevo, cada 1 de noviembre, y tal como pasa hoy con el 1 de enero, comenzaban el festejo la noche previa, es decir, el 31 de octubre, que se correspondería al actual 31 de diciembre.

Los celtas creían que en Samhain se abría la ventana que separaba a los muertos de los vivos, y que aquellos despertaban y se aparecían en los hogares a demandar un lugar. Por tanto, prendían grandes fogatas y servían ofrendas (hoy fuegos artificiales y regalos) y preparaban comidas (actual cena de fin de año) para agasajarlos; pero también colgaban muérdago en las puertas (ahora, coronas de plástico) para proteger sus casas de la intrusión de otros espíritus malignos.

Para espantarlos, también se pintaban la cara, lo que derivó en los disfraces infantiles de Halloween y en los de quienes reviven el espíritu celta con la Noche de Brujas, fiesta de astrólogos, tarotistas y adivinos, en la que los fantasmas y calaveras alternan con la bola de cristal, las cartas y las runas.

Los romanos -que replegaron a los celtas de la Europa continental y los confinaron a Irlanda- adaptaron el Samhain a su Fiesta de Pomona, diosa de los frutos, a la que entre octubre y noviembre le agradecían la buena vendimia, lo que explica por qué hoy se recibe el año nuevo con champagne.

Una vez consolidado el cristianismo como religión oficial del Imperio Romano, la Iglesia buscó adaptar el Samhain y la Pomona a su calendario para darles un sentido diferente. Puesto que ya no alcanzaban los días del año para consagrarlos a cada uno de sus mártires -muertos de a centenares en el circo romano- en 615 el papa Bonifacio IV les dedicó un templo e instituyó en mayo la celebración de Todos los Santos; y en 741, Gregorio III la trasladó al 1 de noviembre para apagar el Samhain.

En inglés esto se llamó "All Hallow Day" (Día de Todos los Santos); pero, como pese a todo, la tradición celta se mantuvo, la noche anterior, es decir, el 31 de octubre, fue llamada "All Hallow Even" (víspera de todos los santos), que luego derivó en "All Hallow E’en" y más tarde en "Halloween".

Posteriormente, percatados de que también era preciso homenajear al resto de los difuntos -que los había a montones y para colmo en el purgatorio- se decidió crear el Día de Todos los Muertos, a efectos de rezar por la salvación de sus almas. Esta decisión la tomó en 980 san Odilón, abad del Monasterio de Cluny, Francia, quien fijó el 2 de noviembre la "Conmemoración de los Fieles Difuntos", que muy pronto se difundió por las restantes diócesis.

Lo curioso es que en México y Centroamérica, el Día de Muertos existía desde mucho antes: como el Samhain, este culto indígena se remonta a 3.000 años y se realiza, como la festividad católica, entre el 1 y el 2 de noviembre.

Pero con una diferencia: la Iglesia le rinde culto a los santos, no a los demás difuntos, a los que sólo les reza; en cambio, los aztecas honraban la muerte, tanto como los celtas, cuyo "fin del verano" era su metáfora.

Halloween llegó a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX con los inmigrantes irlandeses que dejaron su país por la hambruna desatada tras el fracaso de varias cosechas de papa, base primordial de su alimentación; pero recién se popularizó en 1921, cuando se hizo en Minnesota el primer desfile de calabazas.

Desde entonces es una de las fechas más importantes del calendario festivo norteamericano y a partir de 1980, del mundo, debido a la influencia de películas y series de televisión que lo popularizaron, aunque cada país lo adaptó a su manera.

En la Argentina, Halloween sólo se celebra en los colegios de habla inglesa y en barrios privados; en cambio, la Noche de Brujas se expande en pubs, bistrós y restoranes, donde se ofrecen tragos tipo "cóctel del infierno" o "fantasma en llamas", y platos de autor como "papas a la escoba", "Juana de Arco te saluda" y "calavera de viuda".

10 comentarios:

zorgin dijo...

O sea que antes, el 1ª de noviembre se "festejaba" en la iglesia y el único que bebía era el cura..., entonces ahora es más democrático, no?

Dosto dijo...

mas democrático y mas divertido, o qué creían esos antiguos curas, que la diversión era sólo de ellos!! nooo, Dios dijo compartir con el prójimo y eso hicieron!!

submarino dijo...

me gustó mucho la historia.

al principio lo consideraba una gansada o frivolidad importada, pero ya la incorporé.

Luis dijo...

Buenas noches, querida amiga:

Si no anduviste por acá, y si anduviste, confirmarás que por acá mucho no pasó... Debe ser que las elecciones dejaron de mal humor a buena parte de la ciudad...

Bueno, ¿y vos cómo andás?

Espero que todo bien

Beso enorme y cuidate mucho

Dosto dijo...

Submarino, es que nos la meten hasta por las orejas (viste que fina que estuve, omití describir otros lugares)!! Al final, terminas viéndolo como algo natural y luego como algo aceptado a nuestra sociedad. Pero sigo resistiendo, de puro cabeza dura que soy!! Besotes!!

Luisito!! Si, estuve hace un mes, pero solo un día y no pude recorrer Bs As, no pude ir a ver a Dolina y muchas cosas mas que me gusta hacer cuando estoy por ahi.
Y cómo andan allá con el amigo Macri??
Besotes para vos tambien!!!

Luis dijo...

Je, mi jefecito asume ahora en diciembre... Veremos a quién nombran de presidente en mi Instituto...

Por lo demás, como le dije a una amiga el otro día, yo creo que va a tratar de hacer un gobierno prolijito, si bien seguro alguna macana grande o al menos, notoria, se va a mandar, porque muchas luces no tiene y los políticos que le acompañan -y de ejemplo tengo mi lugar de trabajo- son iguales...

En fin, que veremos qué pasa...

A lo mejor nos sorprende a todos...

Besos

La otra parte de mí dijo...

está buena la historia..la de los santos era la fiesta de los inocentes cuando era chiquitititita?que la inocencia te valga y por el c... te salga una cadena así larga como un tren de carga(finoli-finoli)si me habrán jodido en el cole con esta frase en el día de los inocentes!!

Gabu dijo...

La historia mitológica de los CELTAS es realmente apasionante!
Y lo increíble es la influencia casi silenciosa que han dejado en el mundo Occidental,no?

P.D.:Yo lo que adoro de estas festividades es la música,sencillamente me FASCINA!

BESAZOS CON GAITAS Y LIRAS! :)

wallyzz dijo...

Aguante la fiesta de la PACHA MAMA !!!
EL ENERO TILCAREÑO !!!!
LA CHAYA Y SAN NICOLAS; EL CARNAVAL DE GUALEGUAYCHU Y EL "% DE MAYO !!!!!!!!

Abrazo sonrisa y beso

Dosto dijo...

Jajajajaja, La otra parte, no conocía ese dicho, pero te juro que lo voy a decir el próximo 28 de diciembre, me encantó!!!

Gabu, los celtas con sus creencias y mitologías tienen mucha mas influencia de lo que la gente cree.
Besotes y tréboles.

Wallyz, aguaaaannteeee nomas!! Viste como nos encajan sus fiestas nomas???Besotes.