jueves, mayo 28, 2009

De hojas secas


Me dejo llevar por el perfume de una flor, que me recuerda a las que había alli. Me subo a una nube y choco contra otras para dibujar formas en el cielo, respiro el frío que entra en mi cuerpo y sale transformado en agua por mi nariz. Piso las hojas que crujen en el piso y persigo hormigas laburadoras que sin descanso acumulan parte de mi jardín en sus guaridas.
Me gusta el otoño, claro que no tanto como la primavera que se acerca al verano, pero esta estación tiene algo de introspección, de poesía.
Y ese clima de afuera que invita a otro totalmente opuesto adentro, con café y tortas o algún chocolate.
¿Quién quiere?...

16 comentarios:

Loli dijo...

Yo quiero, tomemos un café mientras me contás un cuento...

zorgin dijo...

ah, si???,puso Ud una casa de te en el bosque?
yo voy a saborear su famoso y exquisito chocolate casero, y una porción de su lemonnpie :)
grapcias...
cuenta cuentos tambien?

Dosto dijo...

Claro loli, pasá ponete cómoda, ahora lo saludo a don Zorgin y les cuento algo...

Zorgin, pase, la casa de té en el bosque ya existe, solo que me dió una franquicia!
Pruebe que rico chocolate, con lemon pie y una cheese cake.

Cuenta la historia que una niña pedía todas las noches tener una emoción fuerte, que le hiciera vibrar el corazón.
Todos sus días eran iguales, monótonos y al caer la noche, pedía una aventura extrema, un viaje inolvidable, y así se dormía, mecida por las aventuras que nunca se hacían realidad.
Una tarde mientras limpiaba la mesa, llamó a la puerta un hombre extraño, de raras prendas.
Preguntó ella qué se le ofrecía y el extraño le dijo que venía para darle un obsequio, un mágico talismán que le permitiría vivir las más grandes emociones.
Dicho esto, dejó el regalo en la mesa y se marchó.
La niña tomó el talisman y un halo de sombras y luces la envolvió.
De pronto estaba en el medio de la selva, en un puente colgante, sin decidirse a seguir su recorrido y llegar hasta la otra orilla o regresar por donde había venido.
tal fue su miedo que soltó el talisman y este quedó atrapado en una de las maderas del tambaleante piso.
al querer tomarlo resbaló y cayó al vacío justo en el instante que agarraba el talisman.
abrió los ojos y se descubrió en su casa, abrazada a la escoba, tiesa y muerta de miedo.
Esa noche no pidió tener las mas grandes aventuras sino que rezó por animarse a vivir las pequeñas aventuras que le ofrecía su vida.
Desde ese día, su espíritu cambió y pudo hacerle frente a los grandes problemas y a sus máximas alegrías.
El talismán?? Nunca más lo vio...

Alex dijo...

chapeau, doña, por el posto y por el cuento, mágico!!

besotes

Dosto dijo...

Otro besote Alex!! cómo van los planetas ultimamente??

Trenaluna dijo...

Holaaaaaa Dosto... vine por abrazarme a la taza de té... mientras saboreo el cuento que, sin duda, tiene mucho no contable, tanto de vividas fábulas...

Buenas rondas! Zor, Alex!, Loli y los que vendran...

Soy de otoño, trae esa sensación de tibia y melancólica transformación, sus colores, sus húmedos aromas invitan, seducen y las noches, las noches son perfectas para los leños por puro placer...

Pablo dijo...

Yo le acepto el café, Dosto, ¿no tiene un coñaquito para acompañar?

Dosto dijo...

que lindo Trena!! el calor del hogar encendido, un buen libro y alla afuera, el frio que llega.

Pablo, mirá este coñaquito va perfecto con el café, pero ojo, nada de quedarse aferrado a la botella a estas horas.

Dosto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
GABU dijo...

Me proyectè en tus palabras tan descriptivas y otoñales...

P.D.:Aùn asì debo admitir que el invierno es mi estaciòn favorita!!!

Aunque si te invitàs un LEMON PIE,te lo acePPPto... ;)
jajajjjjjajajaja

BESITUS

zorgin dijo...

un cuento ideal para escuchar mientras bebo a sorbos mi chocolate, y cada tanto explota alguna brasa, peroooo
se lo voy a decir con una sonrisa, :), no ha notado Ud cierta cosa recurrente?
...
ahá, ella estaba limpiando, y después se despierta aferrada a la escoba..., lo charló con su analista?

Dosto dijo...

Gabu, el invierno?? no podes!!
Tomá, acá te traigo una porción de este lemon pie que está espectacular!

Zorgin, vengo del analista y además de notar mi charla muy interesante, observó con detenimiento que cada vez que yo le hablaba, limpiaba las miguitas de la mesa, con lo que me diagnosticó SLPH, "síndrome de la limpieza por hacer", un síntoma común en quienes tienen tareas domésticas pendientes, sin fecha clara de realización.
Me dio un manual de "Cómo organizar sus días de 24 hs y transformarlos en días de 27" al tiempo que me daba unos M&Ms que me servirán de droga para la ansiedad (él sabe que no tomo remedios).
En la próxima sesión, en la cual esconderá toda gamuza y plumero qeu tenga visible, trataremos el tema de "la vida mas allá de la escoba".
;)

Loli dijo...

El talismán lo tengo de momento yo....

Dosto dijo...

"El talismán de tu piel me ha dichooo, que soy la reina de tus caprichos..."
me acordé de ese tema

DudaDesnuda dijo...

Adoro el otoño.

Besos y hojas secas

Dosto dijo...

Hojas que acá en Suárez son un espectaculo, colchones de hojas secas por las calles, que en primavera forman túneles verdes.
Besotes Duda