martes, septiembre 05, 2006

A la manera de Tato

Esta vez quise reflejar la Argentina de hoy haciendo un pequeño homenaje a la manera de los monólogos de Tato Bores. Disculpen mi abismo con el gran Tato y su libretista Santiago Varela, pero este es mi aporte:

MONOLOGO
-¡Usted!- gritó el FMI, señalandolo con el dedo.
-¿Quién, yo?- le contestó don Argentino Clasemedia mientras se sujetaba del ingenio para no caer al abismo de los pobres.
-¡Sí, usted! ¿Acaso no le dije que tiene que ser pobre?- dijo el Fondo mientras jugaba con un mapamundi.
-Sí pero lo que pasa es que yo no quie...
-¡Shh! Nada. No me importan sus razones. Ya bastantes oportunidades les di para que sigan mis políticas. En cambio, qué hicieron ustedes. ¿Eh?
Don Argentino le iba a contestar que justamente lo único que habían hecho era seguir sus políticas y que por eso le iban a quitar hasta el apellido, pero no se atrevió. Estaba por soltarse cuando otro de los que estaban aferrados al ingenio, José Nuevo Desempleado, gritó:
-¿Y si nos caemos, despues quien nos ayuda a salir del pozo?
-De eso yo no me ocupo, pregúntenle a él- dijo el Fondo señalando a Juan Político, que había escuchado la conversación y trataba de alejarse con cara de yo no fuí.
-¡Eso, pregúntenle a él!- gritó desde el abismo Ana Sobrevive de Milagro, mientras hacía un guiso con la suela de sus zapatos.
-¿Qué dijo?- preguntó Juan Político que no escuchaba a los de abajo.
-¡Que cuándo van a gobernar para nosotros! gritó Argentino Clasemedia mientras se ajustaba el cinturón.
-No sea injusto -respondió John Multinacional- Político y su familia siempre han colaborado.
-Con ustedes, a nosotros hace rato que nadie nos tiene en cuenta -dijo debilitada Industria Nacional.
-Hay que decir basta, la la, hay que optar por un cambio, la la la la -cantaba la pandilla de Castells, el zurdo y piquete.
-¡Basta! A esos no hay que escucharlos, no saben lo que dicen -repetía el FMI que muy en sí mismo les tenía miedo.
-Al que no hay que escuchar más es a vos, tenemos que fomentar el crecimiento interno, fortalecer a la Industria -decía la pandilla.
-Eso, pero tiene que ser rápido porque me estoy muriendo -gemía la Industria.
-¡Mas respeto!, decía John Multinacional mientras se metía el pasaporte en el bolsillo. Que si no, nos vamos.
-Sigan discutiendo total, por acá somos cada vez más. A nosotros ¿cuándo nos toca? -preguntó Sobrevive de Milagro.
-¡Nunca! -recitaba Juan Político- Nunca hay que perder de vista el futuro de esta Nación, debemos dejar de lado los intereses personales y trabajar mancomunadamente en pos de "la Humanidad".
-Puro bla bla, pero de soluciones concretas nadie habla y ese futuro para nosotros está cada vez más negro -dijo metiéndose en la conversación el joven Yome Laspico, mientras metía en un buzón un currículum para trabajar en Miami.
-¿Ven lo que pasa? -dijo Argentino Clasemedia con lágrimas en los ojos- Estamos tironeados por todos lados. El Fondo nos presiona para que cumplamos con lo que nos indica, sin fijarse si esas medidas universales son aplicables a nuestra realidad, o qué costos hay que asumir. Los gobernantes y la clase política pelean solo por una porción más de poder. Nosotros estamos haciendo lo imposible por salir adelante, soportamos golpe tras golpe, caída tras caída, vemos como la patria por la que lucharon nuestros padres está cada vez mas lejos de la que le debemos dejar a nuestros hijos. Nos preguntamos todo el tiempo quién tiene la culpa.
-¡Los radicales!, gritaron los peronistas mientras frotaban la lámpara de Perón.
-¡Los peronistas!, retrucaron los radicales que en ese momento estaban tapando las fotos de De la Rua con otras de Hipólito Yrigoyen.
-¡De todos ustedes, manga de ladrones!, vociferó el uruguayo que no se dió cuenta de que todos se habían callado, mientras jugaba con una maqueta de las papeleras.
-Como me irritan, pobres infelices. Digan lo que digan terminaran bajo mis órdenes -dijo con una sonrisa ladina el FMI.
Don Argentino Clasemedia, al ver que la discusión seguía y cada uno gritaba más fuerte, bajó la cabeza y se fue para otro lado, haciendo equilibrio para no caerse. Miró con ternura a los de abajo, rezó una plegaria por ellos y apretó los dientes. Por el momento quienes tienen que escucharlos estan sordos, quienes tienen que ver sus necesidades están ciegos. El barco argentino hace rato que no encuentra su rumbo y en él hasta los mas expertos navegantes estan aferrados al palo mayor, para no hundirse en el naufragio...

9 comentarios:

Alex dijo...

Dosto, Chapeau!!!!! Nada que envidiarle señora, nada que envidiarle.
Cómo nos hace falta un Tato ahora.
Realmente me encantó.
Cariños

Gaby dijo...

Qué bueno que era Tato! Ya una vez te dije que era increíble que mantuviese vigencia con el tiempo...Creo que nunca más alguien igual, no?
Besazos!!!!

Desde el mas aca dijo...

Vermuth con papa fritas y good show!!!
Adoro a Tato, gracias por este regalo niña, besos y abrazos!!

Luis dijo...

Pues algo no va bien si Tato con sus monólogos ácidos sigue teniendo vigencia.
Sería interesante que los consideráramos una simple humorada del pasado, con un gracejo que no alcanzáramos a comprender porque no tendríamos experiencia de los horrores que siembran todos los que tienen poder en este país, empezando por la derecha asesina que voltea gobiernos y es la primera que dicta las políticas de los políticos, valga la redundancia.
Porque no nos engañemos: los políticos son títeres (que están porque les permiten estar, pero ya les han demostrado que en cuanto dejan de serle útiles... simplemente desaparece) de los reales poderosos. Esos que jamás verás en los diarios, u oirás por la radio, o verás en la televisión.

Y con respecto a su texto, estimada, no se de con un caño... En más de una oportunidad la cadencia de sus palabras recordaba los monólogos de don Borenstein.

Besos

Luis dijo...

jajaja... Me encantó el nuevo apodo... Besos y buenas noches (aunque yo recién cené... Definitivamente tengo que cambiar algo en mi vida si planeo seguir así... ¡Con razón que a las 12 del mediodía si me dejan me duermo en mi puesto de trabajo!).

Besos... doña marplateña ;-)

Daniellha dijo...

Dosto...pasé a saludarte, no comprendo mucho de lo que pasa en tu país, porque en el mío el desastre es tan grande que detesto el tema. Besos para los niños y para ti querida amiga.

RAEL dijo...

"chicos pórtense bien que ya vienen sus madres"

estoy ensayando mi monólogo.

Dosto dijo...

Gracias Alex, creo que Tato se haría una fiesta con la Argentina de hoy. Besos!!
Gaby y Vic, comparto su gusto por Tato, aunque esto de arriba lo escribí yo. Me gustaba de Tato cuando pasaba por un lugar y ponia su mejor cara de: "qué es esto??", no decía nada y seguía patinando, un genio!! Besotes!!
Luis, concuerdo con usted en eso de que los poderosos nunca salen en el diario, trabajan amparados por la impunidad.
Que pasó con la otra foto?? sigue sin afeitarse?? Gracias por pasar, besotes!!
Dani-Vale, seran dados los besos. En todos paises nos lastima la corrupción y nos entristece la impunidad. Besos para ti!!
Rael, va bien, primero la suave reprimenda, luego le recomiendo que vaya ensayando con el grito, luego con la amenaza y para el final deje cerca un par de cadenas para amarrar a nuestros inquietos dragoncitos. Claro que son taaaaan buenos que no va a tener problemas. Solo por preguntar, seguro médico tiene usted??

RAEL dijo...

no, seguro médico no. pero me llevo cuatro tarros de mermelada llenos de comprimidos de valium. con eso tiro una horita o dos, si llueve.