viernes, mayo 04, 2007

Entrevistas

Hace un tiempo Diego me pidió que subiera una de las entrevistas que le he hecho a Alejandro Dolina. Hasta ahora no había podido cumplir con su pedido por eso es que aquí les dejo la última entrevista con el Negro Dolina. Espero que les guste.

Jamás se imaginó Alejandro Dolina que aquél programa que comenzó con el recordado Adolfo Castelo, allá por 1988, se iba a transformar en el programa de mayor audiencia de la noche, algo que repite todos los años. A sus seguidores no les importa tener que quedarse despiertos hasta las dos de la mañana, o que La venganza será terrible, su ciclo radial cambie de emisora como sucedió este año. Luego de muchas temporadas en Continental y luego de haber pasado por radio Rivadavia y Del Plata el programa se mudó a Radio 10, del periodista Daniel Hadad.

¿Cómo lo trata la gente de Radio 10?
Con mucha solvencia profesional, el programa sigue manteniendo el mismo formato, pero aquí tenemos mejores condiciones nosotros y el público.

¿Se siente la ausencia de Guillermo Stronatti, luego de tantos años juntos?
Ha sido reemplazado, pero claro que habrá que acostumbrarse. Afortunadamente para él pudo hacer un acuerdo muy conveniente con Radio Continental y supongo que le irá muy bien con eso.

¿Desde dónde transmitirán el programa en Buenos Aires?
Luego de muchos años en la bodega del café Tortoni y de haber pasado por el Hotel Bauen, este año haremos el programa desde el Complejo La Plaza, allí en calle Corrientes.

¿Qué tiene de personaje la persona que todos los días enfrenta el micrófono ante tantos espectadores y oyentes?
No puedo saberlo, yo creo que el personaje radial es especialmente creado en la parte humorística y a veces mi persona también se filtra en esta sección y cuando estoy tratando de componer un personaje ridículo me doy cuenta tristemente de que ese personaje ridículo soy yo mismo, luchando contra mi propia limitación, contra el destino que me hace meter al mano en buzones de las que luego no puedo sacarla y cosas así.

¿Qué es lo que más disfruta de su profesión?
La posibilidad de continuar creando, en una profesión como esta que impone eso casi como una obligación. Hay que correr muy rápido para permanecer en el mismo lugar, de manera que eso lo disfruto porque rejuvenece, produce una inquietante actividad mental que resulta luego venturosa en otros ámbitos.

El Registro Civil dice que Dolina es soltero, tiene dos hijos, uno de los cuales trabaja con él en la producción de su programa y tuvo un gran amor público con una joven treinta años menor, que lo llevó a escribir su opereta criolla Lo que me costó el amor de Laura. El tema del amor se ve reflejado tanto es sus libros como en el resto de sus expresiones artísticas, tanto que una vez dijo que “si la vida fuese una moneda, de un lado estaría el amor y del otro la muerte”.

¿Apuesta usted siempre por el amor?
Siempre, aunque por lo general, como en tantos otros azares en mi vida, pierdo. Ya lo han reflejado tantos escritores, Unamuno entre mis preferidos, el goce que da el amor, sólo es comparable en algunos casos con el que proporciona el conocimiento. Yo daría todo lo que tengo aunque sea por medio amor. El tema central de mi vida es el amor, aunque temo que también el amor sea un engaño de la muerte.

¿Siente de la misma forma que a los veinte o se ha ido modificando su visión del amor?
Yo no creo que lo vea tan distinto que a los veinte. A lo mejor lo que uno hace es aprender algunas astucias, yo creo que esa gente que pasada la curva de la juventud empieza a tener una mirada un poco cínica sobre el amor o peor todavía un poco mansa, que pide una cierta paz al estilo: “es mejor el amor de los tíos que de las amantes”, yo no creo eso. A lo mejor ciertas ingenuidades me resultan difíciles de profesar, pero yo quiero esa clase de amor que sentía a los veinte, no otra clase.

¿Y uno tropieza siempre con la misma piedra?
No, en el amor es difícil, porque las piedras suelen quererte una vez sola y después se van.. (risas)

Hace un rato habló del placer del conocimiento semejante al del amor, ¿qué placer le proporciona el saber?
El mismo placer que han sentido tantos durante siglos, el placer de saber en sí mismo. Existe el ansia de conocer y la alegría un poco demoníaca de asomarse a alguna clase de secretos. Es una forma bastante fuerte de placer, no es una metáfora de placer, el que está recibiendo una impresión del intelecto siente una conmoción, no es el placer de saber que mañana saldrá el sol, es otra cosa.

¿Pero a la vez hay muchos que dicen que en la ignorancia se es mas feliz?
Si, también se puede decir que uno es mas feliz en la ausencia de todo accidente, que la vida sin accidentes y no me refiero a caerse de la bicicleta sino a una vida tranquila, llena de paz, de ese mismo modo una vida sumida en la ignorancia puede ser mas tranquila e incluso nos puede ayudar mucho a tener cierta esperanza en algunos sucesos que el examen minucioso del universo nos revela como problemáticos, cuando no imposibles. Pero vaya a saber si uno quiere esa clase de felicidades llenas de menoscabo, como si fuera uno feliz si no sintiera nada, se evitaría los dolores pero también los goces.

Alejandro Dolina tiene una preocupación especial con el paso del tiempo, ese que nos acerca indefectiblemente a la muerte. Siempre ha dicho que tiene “el deseo estúpido y burgués de seguir existiendo”, pero a la vez siente miedo de todo aquello que se le parezca a la muerte, como “envejecer uno, envilecerse, quedarse solo, eso es también parecido a la muerte, como es parecido a la muerte el desengaño o el desencuentro amoroso. El ir a buscar a alguien donde ese alguien no está, eso es muy parecido a la muerte, o el que no lo quieran a uno. Todo lo que sea ausencia, decadencia, me asusta. Por el contrario tiendo a buscar aquellas cosas que siquiera por un rato nos construyan la ilusión de estar derrotando a la muerte, yo creo que hay una sola, y es el AMOR”.

¿Porqué cree que los seres humanos perseguimos sueños toda la vida, aunque esa búsqueda se alargue hasta la muerte?
Tengo una respuesta positiva y otra negativa. La positiva es que nosotros somos solamente esa tendencia hacia delante, que somos seres que se inclinan hacia lo que todavía no existe y que eso es vivir, derramarse uno de lo que hay hacia lo que no hay. La pesimista es que el sueño es uno de los engaños de la muerte, y quizá el peor.

¿Y la religión es una forma de subsistir a la muerte?
Para los que tienen la suerte de creer, tal vez. Yo no tengo esa suerte. Yo busco a Dios, pero no lo encuentro.

¿Y ante quién redimiría sus pecados?
No los redimiría. No es que me sienta feliz con mis pecados, pero es justamente en esa infelicidad donde reside el castigo, si es que hay un castigo. Ahí si que he cambiado bastante, no puedo ver la vida como una serie de recompensas o inversiones que luego serán resarcidas o peor, o pecados que deben ser pagados, o perdones que hay que pedir o que hay que otorgar. Las cosas suceden.

¿Le quedan cosas por cumplir?
Muchas. Está llena de puertas cerradas mi vida y no dejaré de golpear cada una de ellas con la ilusión de que alguien me atienda alguna vez.

10 comentarios:

DIEGO. dijo...

Gracias señora de ojos cielo por compartir conmigo, y con los demás, su experiencia periodística con Dolina. El reportaje es realmente muy bueno y aborda a Alejandro con inteligencia y respeto, como él se merece.

Gracias de nuevo, un beso.

Alex dijo...

Negri, muy buenas las repreguntas. Y coincido con Diego!!!

Dosto dijo...

Diego, gracias a vos por recordarme la nota. Las respuestas del Negro siempre son interesantes, así le preguntes por el clima,jajaja.

Alex, chas gracias!!!

chirusa dijo...

ya te lo había dicho, un personajón!
y también te había dicho que cuando lo vi "estirado" me impresioné, pero más me impresioné porque no lo tenía con esa frivolidad de no querer ver el paso del tiempo, como sea, lo que hace, es estupendo.
Y tu reportaje, excelente!

El Gato dijo...

Sisisi... cuando sale el nombre del Negro Dolina en alguna rueda de mate, yo siempre digo lo mismo: "Dolina?... El Negro Dolina? Ah sí... yo tengo una amiga que lo entrevistó" y miro para otro lado como restándole importancia al asunto... Noooo, en serio... buenísimo el reportaje. Aunque el personaje ayuda y mucho, fueron buenas las preguntas. Un beso grande...

zorgin dijo...

ver al negro dolina, nos da una clara idea de aquello de no juzgar al libro por su tapa. ;)

Dosto dijo...

Si Chiru, me acuerdo lo que me comentaste y a mí tambien me impresionó, pero bueno, yo sabía que se hacia los rulos para las presentaciones y esas cosas, asi que su costado frívolo lo tiene. Igual el tipo es un gran pensador.

Gatooo, ya te imagino en una rueda de amigos, mate en mano, hablando del negro!! Gracias por lo que decís!! Che, por qué Denia quedará taaaan lejos!!

Zorgin, tal cual, jajajaja!! Y mas si uno lo mira de cerca!!!

wallyzz dijo...

Sos Grossa, Sabelo...
Ademas te quiero porque sos mi amiga. Un Abrazo

Dosto dijo...

Grosso vos!! Wallyzz, un beso grande!!

Anónimo dijo...

ESTE SEÑOR ES UN PAVO. CADA COSA QUE DICE ES SOLO UNA PANTALLA QUE ESCONDE LOS OSCUROS RINCONES DE SU ALMA. SE MUESTRA AFABLE Y CON UN DISCURSO COMPRADOR Y SIMPATICO, PERO NO PASA DE SER, LISA Y LLANAMENTE UN ESTUPIDO.