martes, mayo 08, 2007

Cosas inútiles


Hoy me puse a ordenar el cajón de mi mesa de luz y entre infinidad de cosas y cositas que guardo saqué varias que puse en una caja para tirar, ya era hora de deshacerme de tanta cosa inutil.

En su momento tenían un valor afectivo, pero ahora que ha pasado el tiempo veo que no sirven para nada.

Esta es una lista de cosas inutiles que tengo y que deberé tirar en breve:

- un llavero roto (y espantoso por cierto) con la foto de River campeon del 96.

-una caja de poxitas con un cuarto de poxita en su interior.

-una pulsera rota (muy linda, en algún momento tengo que llevarla a arreglar, eso dije hace 10 años).

-una libreta con los apuntes del curso de navegación que hice hace 17 años.

-un adaptador de inflador de bicicleta.

-recetas de cocina que nunca miraré.

-esas cremas para la cara o cuerpo empezadas (seguramente heredadas de alguien o compradas con los ojos cerrados) que jamás me pondré.

-entradas de recitales pasados.

-auriculares rotos, pero que todavía tienen partes que sirven, para cuando se me dá por arreglar cosas.

-algún papel de regalo lindo, que puede servir para hacer algo para el colegio de los chicos.

-invitaciones de casamientos pasados.

-credenciales de prensa.


En fin, eso es solo lo que recuerdo ahora pero les puedo asegurar que hay mas, mucho mas.

No será hora de tirar tanto recuerdo barato???

13 comentarios:

submarino dijo...

interesante post.

pero por favor no trate a esos recuedos de baratos (y menos al llavero del glorioso River Plate).

si se guarda algo es porque esa cosa todavía está conectada a algo, pero en un momento dejan de ser llaves mágicas.

tirar algo sin culpa es una sensación agradable, y diría que hasta necesaria.

DudaDesnuda dijo...

Que piola, los recuerdos baratos se tiran fácil aunque ocupen lugar. Los embromados son los otros, los que nos costaron demasiado y no sirvieron ni para recuerdo.

Besos y olvidos.

chirusa dijo...

aún tengo algunas cosas inservibles...
pero no lo son tanto, no todo lo que "no sirve" es tirable
a veces, limpio con recuerdos que ya no sirven, ahí, creo que está la clave, mientras un objeto, me siga trayendo recuerdos que aún me sirven, ahí los dejo...
Pero es cierto, a veces, es mejor viajar más liviano

El Gato dijo...

Qué lindo post! A veces, de tanta transcendencia se nos escapan las cosas simples. Después de leer tu post abrí el cajón de mi mesita de luz. Inventario: 1 tapón de sidra (?) que me traje de Asturias, 1 reloj que hace 5 o 6 años está sin pilas, 2 bolígrafos sin tinta (obvio), monedas uruguayas, 25 cent. de dólar, 1 plano del metro de Madrid (por si algún día lo estiran 500 km. y llega a Denia...), 2 dibujos de mis hijos, una lanita roja, varios caracolitos que me traje de la playa, 3 sobres vacíos de sueldos ya gastados, auriculares rotos (al igual que vos, me miento a mí mismo diciéndome que a lo mejor algún día necesita una parte de ellos para reparar otros)... y la lista sigue y sigue... pero no pienso tirar nada. Uno nunca sabe cuando va a necesitar echar mano a alguna de esas cosas... por algo están en el cajón de la mesita, no? Un beso grandote.

Dosto dijo...

Submarino, no, para nada, es horrible por el formato, no por tus protagonistas. El millonario sigue presente, de él no me deshago. Aguanteeeee!!
Lo que pasa es que si fuera por mí no tiro nada, pero sé que hay que ir tirando, como la vida misma, vamos tirando, jajaja. Besos.

Claro Duda, pero por lo general los que mas nos han dejado no son los que mas costaron, son esos insignificantes que nos llevan de vuelta a un momento agradable, como una flor entre las hojas de un libro. Besotes.

Chiru, como le dije a Submarino, hay que tirar cada tanto porque si uno es de guardar, va acumulando demasiados recuerdos en cajitas, hay veces que es mejor que queden sólo en la memoria...

Gatoooo, sos de los míos!!! Ya estoy viendo tu mesita de luz, desbordada de cosas inútiles pero que se resisten a irse de allí!!! jajaja. Besotes!!!

Alex dijo...

Ahora, decime la verdad, la caja con lo que no sirve...dónde la vas a guardar???

zorgin dijo...

Saqué las cosas del cajón de la mesa de luz por años anualmente, tamizaba y tiraba, pero le diré que lo que no tiraba se fue convirtiendo en algo gigantesco que pasé a guardarlo primero en una caja, y con la última mudanza ya quedó en un bolso... y posiblemente lo tenga que pasar a otro más grande (empezar con bolso n1, bolso n2 etc me parecería patetico, aunque esto ya lo es). En fin lo que quería decir es que vacío mis bolsillos sobre la cómoda, tiro lo que hay que tirar dejo a la vista lo que continúa en carrera, y el famoso "esto, después veo" ya lo dejo directamente en el bolso mensionado...
Ah! mi actual mesa de luz no tiene cajones. ;)

Pituten dijo...

es increible como una entrada que uno cree que va a conservar toda la vida puede ser simplemente un molesto pedacito de papel que no vale nada...


tengo un montón y no me decido a tirarlas sin embargo



saludos




Pit

Dosto dijo...

Alex, siempre queda lugar para evitar tirar algo, puede ser debajo de la cama o arriba en un altillo-entrepiso que me quedó cuando le hice el cuarto a Benja.
Y lo peor es que me acuerdo de todas esas cosas que guardo, no es que no tengo ni idea dónde estan. Las cosas que he reflotado y las que he reciclado, no te das una idea!!! jajajaja....

zorgin, vió que de "esto despues lo veo" hay un montón?? Primero quedan a la vista y luego pasan a guardarse, a la espera de un destino final que muchas veces nunca llega.... es así.

Pit, en el momento del recital una entrada significa recordad esos buenos momentos, pero a medida que pasa el tiempo y mas ahora que las expende Ticketek, se van borrando y solo nos queda una entrada desteñida, a veces arrugada, de lo que fueran nuestras ganas de ver a tal o cual persona sobre el escenario. Gracias por pasar!!!

zorgin dijo...

disculpe, quisiera pedirle un favor, mi monitor no llega a mostrarme que hay exactamente en la imagen de "un lugar en el mundo", la podría describir?, gracias

Anónimo dijo...

QUE LINDA PUTITA QUE SOS

Dosto dijo...

Cómo no Zorgin, es una foto tomada en la última cabalgata por las sierras que hicimos. Hay dos caballos con sus monturas aún puestas y de fondo esas magníficas sierras del cordón de la Ventana, en un campo donde hay sembrados que se pierden al pie de las sierras, ahí donde hay pequeñas cascadas y parajes increíbles.
Se las imagina??

zorgin dijo...

Como siempre ha sido Ud detalladamente clara en su descrpción, gracias, no solo lo imagino, lo veo.