miércoles, agosto 19, 2009

Diálogos trascendentales

Volvíamos de Mar del Plata en auto, cuando la enana (de aburrida) miró para fuera y con la noche sobre nosotros dijo:
-Cuál es la estrella de la mamá de Luly??
-No se, busquemos, debe ser la más brillante.
Ella buscó y al encontrarla exclamó con alegría: -¡Ahí está!
No se de dónde sacó lo de la estrella pero la entretuvo un buen rato, hasta que empezó:
-¿Y cuándo baja de ahí la mamá de Luly? ¿Cómo llegó hasta la estrella? ¿Se va a quedar hasta la vida?
Lo que siguió fue una explicación que no siempre la dejaba contenta de porqué Dios les daba a elegir una estrella a las almas de las personas que se morían, para que nos cuidaran desde allí, algo complicado para sus tres años, pero estaba de lo más intrigada.
El peque, que estaba jugando con una lapicera, pero que seguía atento la conversación acotó:
-El que nos cuida desde arriba es Dios, él es el que maneja los autos y cuando se distrae, los autos nuevos chocan.
-¿Cuándo se distrae? pregunté ante esta nueva teoría.
-Si, cuando mira televisión.
Ahhh, pensé yo, claro, cuando conduzcas no mires televisión y por las dudas despertalo a Dios, que no se quede dormido....

13 comentarios:

GABU dijo...

Yo no sè porque desde peque adoptè a las estrellas tambièn como una especie de guìa de las almas...

Ahora,te cuento que me quedè pasmadìsima cuando tu peque esbozò: "¿Se va a quedar hasta la vida?"
Me murì... :(

BESITOP

Dosto dijo...

Jajaja viste Gabu, a mi me sorprenden todos los días!!!

zorgin dijo...

estoy empezando a ver "viaje a las estrellas" desde otro ángulo...
el capitán kirk viene a ser algo tipo san pedro?

Dosto dijo...

Ojalá pudiésemos ir y venir de las estrellas Zorgin.
Estemmm, usté dice que San Pedro tendría esas orejas puntiagudas??

zorgin dijo...

ese es el sr. spock, pero por qué no podría ser como un duende irlandés?

Trenaluna dijo...

Dosto viste como son los hijos, te la dicen así con toda la sabiduría de la sencillez... de la distracción de Dios, de quedarse allí hasta la vida... de todas esas cosas que no podemos explicarles sin titubear la forma ellos nos apuntan derechito a la vida... sin vacilar... que viajecito ese Dosto... yo, por ejemplo le corté la tele antes de dormir por razones obvias (chatarra y más chatarra) y descubrí que qué bueno es charlar juntas de lo que sea en ese rato antes de que venga el sueño... me quedé dura al descubrir de lo que nos estabamos perdiendo!

Gaby dijo...

Esto es una dulzurita! Si una pudiera guardar intactos en la memoria todos esos diálogos resultaría maravilloso y quizás, quién te dice, nos ayudaría a ver el mundo con otros ojos...

Me encantó! ( Insisto, no me la imagino a la enana tan grande!!)

Dosto dijo...

Zorgin, tiene razón. Sabe que cuando se lo escribía se me venía a la mente esos del Señor de los Anillos, pero como no me acuerdo cómo se llaman, no lo dije...

Trena, es lindísimo eso que decís, nosotros aprovechamos cuando marido llega tarde, entonces dejamos un rato la tele apagada y es increíble como surjen otras charlas, otros juegos. Marido es de lo más telebobo, es más, cuando llega pregunta: "¿qué pasa que la tele está apagada?"

Gaby, no quiero imaginar cuando empiece a mirarse al espejo de otra forma, me voy a caer de espaldas (por no decir de culo, jejeje)

Alex dijo...

justo leía a Gabu, por ese "se va a quedar hasta la vida" me hizo cosita en el corazón.

Cómo vienen los niños, Dosto y qué preguntas para los tres años!!!

belleza de post, de niños y de madre.

Dosto dijo...

Hay Alex, vos siempre me haces poner colorada!!!

Pablo dijo...

¿Dónde vamos a ir a parar si Dios se engancha con "Bailando por un sueño"?

Dosto dijo...

si es así estamos fritos Pablo!!!

pal dijo...

Dios no se engancha, se distrae un poco nomás.
(Hereje)