martes, agosto 10, 2010

Con un toque de canela.


El otro día mientras me preparaba un tecito de manzana, canela y miel, me acordé de la película La Sal de la Vida, en donde las especias juegan un papel muy importante, donde hay que dejarse llevar por los sentidos, el del olfato, el de la vista, el gusto. Por eso les dejo estos párrafos de otros sobre la canela:
Originaria de la isla conocida como la "Lágrima de la India", Sri Lanka (antiguo Ceilán) la canela (cinnamomuin zeylanicum) se obtiene de la corteza de un árbol, el canelo, que mide entre cinco y diez metros de altura. Fue empleada por primera vez en el antiguo Egipto para embalsamar momias. En China ya era conocida y utilizada 2.500 años AC. Los griegos y romanos aromatizaban sus vinos y manjares con canela. Nerón mandó, por ejemplo, quemar toda la canela de la región en honor a la muerte de su esposa. La canela también era muy apreciada por el pueblo de Israel, y Moisés recibió la indicación divina de usarla, junto con otras especias, en el óleo santo con el que se tenían que ungir los objetos del santuario y los sacerdotes. También fue una de las especias que contribuyó indirectamente al descubrimiento de América, pues Colón partió hacia poniente a través del Atlántico, pensando que acortaría la ruta hacia la India, de donde se traía la canela, entre otros productos orientales. Durante los siglos XVII y XVIII, la canela se convirtió en la especia más lucrativa para los holandeses.
La canela, ya sea en rama o molida, se utiliza como condimento en multitud de platos, al mismo tiempo que contribuye a mejorar la salud. Algunos la consideran afrodisíaca. Es una especia de gran sabor y aroma penetrante.
Su uso favorece, especialmente, a los que padecen de: inapetencia, digestiones pesadas o flatulencia. Utilizándose, también, en el cólico del lactante. Tiene, además, propiedades estimulantes y antisépticas, de ahí su presencia en numerosas pastas dentífricas, ya que ayuda a combatir a las bacterias que provocan la carie dental y las enfermedades de las encías.
Las compresas con decocción o tintura de canela se usan para aliviar los dolores artríticos y reumáticos. La decocción se usa como estimulante y como excitante, astringente y antiespasmódico. Las inhalaciones del vapor de agua hirviendo con cinco gotas de aceite de canela se utilizan para combatir la tos y la irritación respiratoria. La dilución de 10 ml de aceite de canela en 25 ml de aceite de almendras o de girasol aplicada en forma de masaje se emplea contra los cólicos abdominales, dolores estomacales y diarrea. También se utiliza para hacer cremas contra la piel seca o con arrugas, podemos conseguir un extraordinario peeling casero con una cucharada de azúcar, otra de aceite de oliva y una pizca de canela en polvo.
Pero es en el arte culinario donde la canela se convierte en un ingrediente mágico que despierta las sensaciones más exóticas estimulando la fantasía gustativa. La canela es, fundamentalmente, la especia de los pasteleros. Europa ha hecho suyo el gusto de la canela, utilizándola en la elaboración de bizcochos, helados y dulces en los cuales se vuelve, a veces, imprescindible para conseguir un sabor intenso y característico. En el mundo oriental se utiliza, sobre todo, en la elaboración de cocina salada y como ingrediente del conocidísimo curry. En México la usan para aromatizar el chocolate líquido. La encontramos en bebidas cálidas, como ponches, en los almíbares para frutas. Muchos platos de carne al estilo del ragout, están aromatizados con canela.

17 comentarios:

.:. chiru .:. dijo...

mi suegra nos hacía bols y bols de arroz con leche, chirusito moría por ellos, era muy pero muy peque.
Y hacía con sus deditos un gesto como cuando le echas sal a la comida con los dedos, mientras decía "canla, canla" pidiendo canela para el arroz con leche

(pensar que un día ni lo quiso probar más)

A mi, mucho no me gusta, solo lo tolero en los capuchinos y si no le ponen mucho... Pero el té de canela sí que me gusta

zorgin dijo...

el perfume (aroma)a canela es "especial".

GABU dijo...

El aroma de la CANELA es muy sutil,pero no hay caso,a mi no me entra por ningùn lado!!!

P.D.:Otra peli que le hace sendos honores a los sentidos es "COMO AGUA PARA EL CHOCOLATE",te acordàs??

BESITOS AROMATIZADOS :)

Dosto dijo...

Chiru, te cuento que a mí me pasó al reves, mi vieja hacía (y a mis hermanos les encantaba) arroz con leche, yo no lo podía ni ver, mucho menos a la canela.
Fue de grande, casi que recien hace unos años, que me empezó a gustar...claro que de manera sutil, no que predomine su aroma.

Zorgin, si es especial y como muchos otros olores, en mi caso está ligado a una memoria olfativa.

Gabu, siii, me acuerdo de esa película, cómo me tenté con las cosas ricas!!! Besote!

Pablo dijo...

Me hiciste acordar; el año pasado en Asturias nos servían de postre una fuente de arroz con leche que llevaba encima un adorno celta hecho de canela. No sé si fue eso pero el postre, que hasta enonces nunca ha sido santo de mi devoción, me empezó a gustar. Y Juan le pasó lo mismo, se lo dijo a la cocinera más de una vez para que le quede bien clarito.

Luisa dijo...

Tan bien y tan rico lo contaste, que hasta pude percibir el aroma de la canela...

(luego ya el recuerdo de regalo que me dió Pablo al mencionar lo del arroz con leche en Asturias, terminó la faena).

Creo recordar también, que en algunas botellas de vino, vienen descritos en la etiqueta, que llevan canela o aromas, algo así, creo que Pablo puede explicarlo mejor, porque yo desconozco el tema (sólo me lo bebo).

Siempre asocio el olor de la canela, con la navidad (el ponche de frutas).No falla.

Beso,Dosto preciosa.

Alex dijo...

adoro la canela, es uno de los aromas de mi infancia!

zorgin dijo...

disculpe, no le dije nada de la plantilla, muy agradable y clara, vea.
está su radio ia en la red?, podemos escucharle o se mantiene en la zona local aun?

Dosto dijo...

Pablo, me imagino la cocinera debe de haber quedado super contenta!!

Luisa, yo en los vinos tampoco me doy cuenta!! Besote.

Zorgin, gracias, me decidí por un cambio...
La radio todavía no está en la web, pero falta poco...

rastelman dijo...

Muy lindo!
me gustaría tener un canelo, un nuez moscado, un azafrano y un mostazo.
beso

Anónimo dijo...

rastelman! uté siques macho!
(JEJEJE no me pude reprimir disculpe...)
No me gusta la canela... Adri en cambio adora todo lo que tenga ese olor.
Ayer que estuvo de cumple: tartaleta de manzanas con azucar y canela, más tazón de chocolate con canela. Feliz el enano.
Creo que es además el árbol sagrado de los mapuches (aunque no sé si es el canelo, el mismo que se usa para cocinar... voy a sn Google.)
Pal

Dosto dijo...

Rastel, paso con lo de la mostaza, está en la corta lista de alimentos que no me gustan....

Pal, comentá lo que te diga el Santo, porque yo tampoco se...

Juan dijo...

Conste, hermano, que a mi el postre que MENOS me gusta es el arroz con leche. Aquel fué algo distinto. Bueno, aquello fué algo distinto. Estuvimos tAn agusto...ni me hables..
Pd. Dosto sabrá perdonarme por la licencia.

Dosto dijo...

Claro Juan, lo que no aclararon fue cuántas botellas corrieron antes de llegar a ese mágico postre...

Maktub dijo...

Mientras leía tu post desayunaba y justo me había servido manzanas asadas con canela. Mi relación con las especias es mágica, me pierdo comprandolas, me fascinan.
Cuando comencé a leer lo que habías escrito confundí la peli de la que hablabas con The mistress of spices, la viste? Yo voy a tratar de bajar Ls Sal de la vida.
La canela es hipnótica y la uso tanto para comidas dulces como saladas.
Ahora me antojé con un café spicy: café recién molido, cardamomo en polvo, canela en rama y macís.
Ummm, rico, rico!

Dosto dijo...

Maktub, no la vi, así que yo también tengo tarea para el hogar ;)

Guada GN dijo...

Mi abuela también hacía arroz con leche con canela... Y no recuerdo si me gustaba mucho o no, lo que si recuerdo es el perfume y el cariño con el que lo hacía... Nunca mas volví a comer arroz con leche desde que murió. No sé por qué, nada en particular, tan sólo no me piacce...