miércoles, junio 21, 2006

Año nuevo indígena


Hoy se celebra Wetripantu, el año nuevo indígena. Es curioso ver cómo los índigenas celebran este día, poniendo a la familia por encima de todo.
Ademas de contar historias antiguas, leyendas, mitos y creencias; curar, quitar las enfermedades y celebrar el año que se va, también se transmiten los conocimientos ancestrales de generación en generación.
Los conocimientos antiguos enseñan que al acercarse el Sol, se recibe más calor, hay que abrigarse menos. El Sol da vida a la tierra, da más brotes de plantas, durante este tiempo cantan los pájaros trinos maravillosos.
Se deja lo viejo atrás y comienza lo nuevo. A media noche toda la familia va a bañarse a las vertientes, para botar lo viejo que se lleva en el cuerpo, y recibir el año nuevo purificados por el agua de la tierra. Previamente hacen una oración de agradecimiento por lo que dejan atrás, y se enfrentan limpiamente para un año nuevo.
Se dan las gracias por las cosas que pasaron, buenas o malas, ya que unas se disfrutan, y de las otras se aprende. Se hacen además las pases, para renovarse y empezar todo de nuevo.
A los niños se los engaña diciéndoles que ese día el agua está más calentita que cualquier otro día. E inmediatamente después, se celebra todo la noche y el otro día completo.
Ese día además, ocurre una actividad muy importante, se entregan oficialmente las funciones a la comunidad por los lonkos a los nuevos integrantes de la vida burocrática, los jóvenes que ya están en edad de adquirir responsabilidades. Junto con el Wetripantu (año nuevo), nacen también los personajes nuevos para la comunidad.
Ese día además, ocurre un acto muy simbólico dentro de las familias. Ese día el abuelo, sella el pacto de linaje familiar, entregándole su nombre a su nieto en edad previa a la adultez. Esta ceremonia se llama (lakutun) y es muy importante porque no solo se continúa el linaje sino que además, se preservan las tradiciones y riquezas propias de cada familia.
También se hacen solamente durante esta noche, los katawün, u orificios en la oreja para colocarse aros. Extraña costumbre adoptaba apenas un siglo antes de la llegada de los españoles, influenciados quizás por los Inkas.
El Wetripantu siempre se recibe con mucha alegría. A partir de ahora las flores brotan, los ríos corren vigorosos y los animales comienzan a aparearse y generar más vida.
Para ellos, que conservan lo simple, Feliz Año Nuevo!!!

6 comentarios:

Gaby dijo...

Bellísimo post, Dosto!
Amo todo lo que tenga que ver con nuestra tierra y raíces. Hoy en Córdoba, en una plaza barrial , se celebraba al modo de los indígenas y tenía muchísimas ganas de ir pero era al medio día y usted sabe, esto de ser mamá a esa hora es terrible!!!
Me encantó esto que escribiste.Desde que estuve en Jujuy en enero, siento que pertenezco a este lugar del mundo mucho más de lo que creía.
Besotes

Caro dijo...

Qué interesante! No sabía nada de esto, así que muchas gracias por informarnos. Besos.

Karina dijo...

Divinooooo. Feliz año para los dueños originarios de las tierras.
Besos

Dosto dijo...

Chicas, gracias por pasar. Es bueno que cada tanto recordemos las tradiciones de los antiguos dueños de estas tierras, que por otra parte deberian ser tambien nuestras tradiciones. Ellos han sido segregados, masacrados, olvidados y condenados a vivir de la limosna del gobierno, lamentable.
Besos para todas.

Marcos Bauzá dijo...

Hola.
Me parece genial que hayas escrito sobre este tema. Es necesario hablar de nuestras raíces y de lo que nos pasa.

Desconocía que se celebraba el año nuevo en estos días. Gracias por darlo a conocer.

Fue un gusto pasar por este blog. ;-)

Dosto dijo...

Marcos, si, es bueno mantener vivas las tradiciones, en este caso las de los indígenas. Gracias a vos por pasar!!!