jueves, agosto 24, 2006

Luchemos contra la esclavitud infantil


Webeando por ahí me tope con esta historia real, ocurrió lejos lejos, en Pakistan, pero enseguida pensé en los miles de chicos que son explotados tambien en nuestro país. Esta es su historia:

Iqbal Masih tenía cuatro años cuando su padre lo vendió a una fábrica de alfombras de Punjab porque necesitaba un préstamo para pagar la boda del hijo mayor. Para saldar al deuda Iqbal trabajaba doce horas al día trenzando alfombras por un a rupia diaria. Sin embargo, con los intereses desorbitados, la deuda no para de crecer.
Las deudas así contraídas pesaban en adelante como un espada que pende sobre la cabeza del niño vendido. El propietario explotaría al muchacho hasta la saciedad para recuperar la cantidad de su préstamo. Hasta algunas veces concediéndole un dere-cho de vida o de muerte. Inayad Bibi sabía que el hecho de pedir pres-tado dinero al futuro patrón de Iqbal volvería al niño vulnerable a sus peores exigencias. Pero ¿existía otra posibilidad? El cristianismo predicaba una igualdad muy lejana a la experiencia de las sectas, pero ¿hasta dónde llegaba esa igualdad? ¿cuándo llegaría?
Según la costumbre, los patronos recuperarían el dinero prestado descontando la mitad del salario mensual acordado con sus obreros esclavos. Lo que forzaba a estos últimos a per-manecer a su servicio hasta la restitución total de la deuda inicial. Aquel que osaba abandonar a su patrón sin previamente haber reembolsado la cantidad de su 'paishgee' cometía un falta que le marcaba para siempre.
A los 10 años Iqbal asistió a un mitin sobre derechos humanos y su vida cambió radicalmente. Consiguió la libertad a través de una campaña del Frente de Liberación del Trabajo Forzado y se convirtió en un activo luchador contra el trabajo cautivo. En abril de 1995, cuando tenía 12 años, Iqbal fue asesinado a tiros cerca de Lahore. La mafia de las alfombras fue acusada del brutal crimen.
Si quieren leer la historia completa pueden entrar a IQBAL, es desgarradora.
Acabemos de una vez por todas con el MALTRATO Y LA ESCLAVITUD INFANTIL!!

11 comentarios:

No Hassle Loans dijo...

Hey nice blog. Although it’s not what I was looking for. I am looking for info on Payday Loans or a Cash Advance so I can buy some Pure Hoodia Gordonii or Hoodia Diet Pills. I need to get a Payday Loans or Cash Advance first. I found your blog very interesting

HE OLVIDADO COMO HABLAR CON LAS PERSONAS dijo...

EL MALTRATO INFANTIL ES UN PROBLEMA DE TODOS. Es bueno que divulgando estos casos tomemos mayor conciencia y hagamos algo por evitar estos abusos.

No te Salves dijo...

Me parece muy bien tu plan de divulgacion, como dice he olvidado...es un problema de todos, y uno hace pequeñeces dentro de lo que puede, pero la mafia que hay detras con ella uno solo no puede..besotes!!

Desde el mas aca dijo...

Un dia me llenas el corazon de recuerdos con Sandokan y al otro me lo estrujas con esta historia! besos y abrazos, ojala pudieramos hallar la forma de que esto nunca mas pase

Dosto dijo...

No hassle loans, thank you very much!! And welcome!! Siento no tener la información que buscas. Besos.
He olvidado... gracias por visitarme. Es como vos decis, tal vez desde nuestro pequeño lugar con lo único que podemos aportar para solucionar este problema sea creando conciencia de que existe. Besos.
Juanis, las mafias son terribles, son eso, mafia, y les importa poco que los chicos se mueran, o si tienen que silenciar a alguien que osa con acabarles el negocio. Pero las mafias siempre operan con el silencio de todos, por eso es bueno no quedarnos callados. Besotes!!
Vic, que quiere que le diga, es mi mundo, plagado de recuerdos agradables y realidades que nos oprimen el corazón. Ojala que podamos revertirlo. Besotes!!

Caro dijo...

No entiendocomo pude haber gente que explote alos niños... tanta puede ser la ambición!
besos dosto!

chirusa dijo...

lo mas triste es cuando son explotados por sus propios progenitores... es un problema social muy complicado, con aspectos que a uno se le escapan de la comprensión.
Triste por cierto, pero cada vez mas cotidiano

Gaby dijo...

El maltrato infantil, la explotación, el abuso en todos los sentidos es cosa de todos los días y no tan lejos como parece. Y no hay muchas leyes que regulen este tema y es como muy difícil buscar un equilibrio cuando se trata de los padres...Pero creo que todos debemos hacernos responsables y denunciar cuando vemos algo.Sino,es como una cadena de nunca cortar...
Abrazos enormes y cordobeses que lleguen hasta Suarez!

Dosto dijo...

Caro,es asi, la ambición enceguese (mmmmm...se escribe así??) a las personas y son capaces de todo, de lo contrario no habria atrocidades como estas en el mundo. Besos y gracias por pasar!!
Chiru, una como madre no puede entender esa crueldad de parte de los familiares y mas de los padres, pero existen, demos gracias porque a nosotros no nos tocó y ojalá nunca les toque a los nuestros. Cómo fue tu tema de la operación?? Besos.
Gaby, amiga, leyes hay pocas y los maltratadores y/o abusadores siempre salen favorecidos, pero es como vos decis, nosotros tenemos el poder de la palabra y es lo que tenemos que hacer valer. Besotes!!

Ligeia dijo...

Ojala que esto no suceda... no basta con levantar la mano, hacernos los ciegos, gracias por tu relexión nos hace tomar conciencia de lo que pasa ante nuestros ojos ¡actuar! es una buena enseñanza, que tus palabras causen efecto en nuestras mentes...
Es un buen comienzo.

Luis dijo...

Releo esto creo que por cuarta vez en dos o tres días, y no sé qué decir que no resulte opacado por lo que expresás en el mismo, pero bueno, aportemos algo...
Con respecto a las leyes, hay veces (en el día, ni siquiera en un tiempo mayor) en que extraño a los verdaderos anarquistas, aquellos que Perón exterminó durante su primer mandato.
Ellos, con lucidez, hubiera dicho que el problema es que los hombres crean leyes que sólo les caben a los demás hombres, no a quiénes las hicieron.
La existencia de un Estado que no protege a sus ciudadanos da la muestra (a mi parecer, que puedo estar equivocado) que éste debería desaparecer como tal.
Últimamente me pasa que pienso que todo esto pasa, porque las gentes que están por una razón o por otra, por encima de otras, siempre crean algo que justifique su posición, sea con la religión, las famosas "leyes naturales" (si llega por su ciudad o ya está, recomiendo ver la película Mondovino -que acá la dan en un cine de arte- donde un afamado ¿bodeguero? habla sobre los aborígenes y sobre la naturaleza de los hombres que dan ganas de darle una patada ahí, casi al final de la misma), la política, la raza, etc.
Para mí, que alguien esté por encima de alguien, ya es señal de que la humanidad está regida por la injusticia. ¿Por qué alguien debe postularse para gobernarme, por qué debe gobernarme si no lo elegí para eso? ¿Por qué debo someterme a su justicia?
En cambio, debería alguna vez comprenderse (repito, para mí en principio, y para nadie más) que estas cosas podrían evitarse si entendiéramos el valor de la vida de todos, de cada uno, de la tuya, de la de tu vecino, de aquél a quién uno no soporta, la de uno mismo. Que nada vale más que la vida. Pero parece que la humillación es lo que mueve a cierta parte de los hombres (no creo estar exento de la misma). El imponer nuestras reglas a los demás.
Pero si nos viéramos entre todos como una sola cosa, como parte de un cuerpo, comprenderíamos la importancia de todos. Y entonces, trataríamos de evitar que haya gente que sienta que sólo pisando a otro, humillando a otro, es alguien.
Somos alguien.
Y eso no nos lo quita nadie.
Pero hay muchos interesados que creamos que no, que somos alguien si sometemos a alguien (sea violándolo, torturándolo, un profesor -como hoy recordaba yo de mi secundaria- que se divierte burlándose en público de sus alumnos que no eran muy despiertos -como yo-), un cura enviando al infierno a todos los que no cumplen las leyes que ellos mismos crearon para someter a los demás -y que poco tiene que ver con el mensaje de Jesús, perdón por meter mis propias creencias religiosas en esto si le irritan estos temas- pero no cumpliéndolas él mismo... Miles de maneras de sembrar odio, discordancia, separación, disgregación.
Y si caemos en esa, no hay mucho que hacer, porque lo mejor de nosotros surge cuando pensamos en el otro como un igual, aunque le veamos distinto, como alguien con derechos iguales a los míos, y saber que si nosotros fuimos violados, humillados, torturados, y no salimos indemnes de eso, pues entonces no tenemos que provocarle al otro lo mismo.

Pero las leyes no están para esto, el Estado no está para esto, sino para asegurar que las divisiones entre los que tienen un mínimo de poder y los que no, se mantenga.

Saludos